Foto: GTRES

La caída de la mayor ciudad de Siria, Alepo, ha visto paralizados los planes de evacuación que se han visto afectados por varias explosiones que han quebrantado la tregua anteriormente pactada. Después de varias horas de negociación para poder obtener una tregua y así proceder a evacuar a los miles de civiles e insurgentes, el acuerdo se ha visto afectada por diversas explosiones que han tenido lugar en la ciudad.

La tregua que fue firmada entre Rusia y Turquía, supondría el inicio de la evacuación de miles de personas del sureste de la ciudad de Alepo, que comenzaría esta madrugada. Sin embargo, debido a varias explosiones y nuevos enfrentamientos se ha tomado la decisión de paralizar la evacuación.

Según ha informado Rami Abderrahman, director del Observatorio Sirio de Derechos Humanos, estos incidentes han sido la causa por la que los autobuses, que se iban a proceder con la evacuación de los civiles y rebeldes, se han retirado y regresado a sus bases.

Informan, que además de las explosiones producidas al sureste de Alepo, se han producido diferentes bombardeos realizados por la aviación siria en los sectores donde todavía están los insurgentes al mando.

Los medios sirios, por ahora, no se han hecho eco de las noticias acontecidas sobre estas últimas acciones, así como de la existencia de esta tregua para favorecer la evacuación de los ciudadanos. Según el OSDH, es el Gobierno sirio el culpable del impedimento a la hora de poder realizar la evacuación de la ciudad de Alepo. Por otro lado, los opositores acusan a Irán porque dicen que el país pretende incluir un acuerdo que incluya a los pueblos cercanos de mayoría chií de Fua y Kefraya.

No hay planes de reanudación de la evacuación

De momento no hay noticias sobre cuándo se podrá proceder a la evacuación de los civiles y los rebeldes, pero se espera que se solucione lo más pronto posible. “En los próximos dos o tres días”, ha declarado el ministro ruso de Asuntos Exteriores, mostrando confianza en que la situación será resulta con rapidez.

Mientras de espera a poder evacuar a los afectados, continúan los combates entre los insurgentes y las fuerzas del régimen de Bachar al Asad en las zonas donde los rebeldes mantienen cierta posición de poder.

Pronto se cumplirán seis años desde que comenzó la guerra de Siria, una catástrofe que de momento se ha llevado la vida de miles de personas y ha provocado que otras tantas se vean obligadas a desplazarse de forma masiva huyendo del terror.

Dejar respuesta