Foto: AraInfo

Cientos de personas volvieron a salir ayer a la calle para manifestarse por la educación. En esta ocasión el lema bajo el que protestaron fue “Dinero público a la pública, es el momento”. Los convocantes entre los que se encontraban estudiantes, docentes, centros y familias, demandan que el dinero que se invierta en educación sea destinado para los centros públicos y no para los centros concertados, si en esas mismas zonas existen plazas de escuelas públicas.

Más de 50 entidades, entre sindicatos, movimientos sociales, colectivos o partidos políticos, recorrieron ayer las calles de las principales ciudades de Aragón, Zaragoza, Teruel y Huesca, para demandarle al Gobierno de Aragón una inversión inteligente en educación.

La marea verde, no ha parado de salir a las calles en los últimos meses, ya que vemos como la educación pública no para de perder recursos, mientras que los gobiernos financian centros concertados y piden que “no se renueve ningún concierto educativo allí donde la escuela pública tenga capacidad para absorber la demanda”.

Con esta última manifestación, se busca defender la educación pública, y es que es en enero del próximo año cuando se procederá a la renovación de los conciertos educativos, y son muchos los que temen que los recursos se destinen a otros centros y se sigan olvidando de lo público. La marea verde lucha por una educación pública de calidad.

Educación pública de calidad

“Estamos utilizando la capacidad de la educación pública por debajo de su capacidad, al tiempo que mantenemos conciertos educativos que hay que pagar aparte, y que por tanto cuestan dinero”, señalaba el portavoz de CGT Enseñanza.

Además, señalaban en el informe desarrollado para mostrar la actual situación que “se puede decir que los alumnos y alumnas aragonesas padecen una merma en la calidad de la educación, que reciben debido a la existencia de conciertos educativos no necesarios, con un coste anual de cinco millones de euros”.

Dejar respuesta