Las comunidades de propietarios tienen la obligación de celebrar una junta ordinaria una vez al año para aprobar los presupuestos. Sin embargo, esto no quiere decir que no puedan hacer más reuniones para tratar temas urgentes o de carácter excepcional.

Estas reuniones ocasionales son las juntas extraordinarias y se pueden convocar siempre y cuando se cumplan una serie de requisitos. Fíjate bien en cuáles son para que todo se haga según la normativa actual.

Requisitos para convocar una junta extraordinaria

La junta extraordinaria se puede convocar de dos maneras diferentes:

  • El presidente de la comunidad tiene la capacidad de organizar la reunión siempre que lo crea necesario.
  • Los propietarios también pueden convocar la junta extraordinaria en caso de que el presidente no quiera realizarla. Para que tenga efecto debe solicitarla el 25% de los propietarios o, si son menos, deben representar el 25% de las cuotas de participación.

¿Cómo convocar una junta extraordinaria?

Para que todas las decisiones acordadas en las reuniones extraordinarias tengan efecto, la convocatoria de la junta se debe hacer correctamente en base a la normativa vigente. Para ello, se deben seguir algunas indicaciones:

Aviso de la convocatoria

El secretario de la comunidad de propietarios será el encargado de notificar la celebración de la reunión al resto de interesados. Lo puede hacer personalmente, mediante carta o a través de un aviso en el tablón de anuncios. Hay que tener en cuenta que este último recurso solo se podrá utilizar en el caso que se haya intentado la vía presencial pero no fuera posible contactar con el propietario.

El plazo para convocar

En las juntas ordinarias el plazo de convocatoria de la reunión es de al menos 6 días antes de su celebración. Sin embargo, esto no afecta a las juntas extraordinaria ya que en este caso no existe un tiempo concreto establecido por ley.

Sin embargo, esto no quiere decir que se pueda convocar de un día para otro. Es importante que se celebre lo antes posible una vez que se detecta la causa de la reunión pero con el tiempo suficiente para que todos los propietarios sean notificados.

Información necesaria

La convocatoria debe ir con una información mínima para que todo se haga según la normativa vigente. De este modo no pueden faltar los siguientes datos:

  • Día en el que se va a celebrar la junta extraordinaria.
  • Hora de celebración. Se especificará tanto la primera convocatoria como la segunda en caso de que no se llegue al quorum mínimo.
  • Lugar de celebración de la junta.
  • Orden del día en el que se especificarán los puntos que se van a tratar.
  • Listado de propietarios morosos que no están al día de los pagos de la comunidad y que por lo tanto están privados de su derecho a voto.

¿Qué pasa si no se cumplen estos requisitos?

Es necesario cumplir con todos estos requisitos para que no haya ninguna impugnación y que los acuerdos de la reunión se vean anulados.

El problema más habitual es que algún propietario no esté informado de la asamblea extraordinaria. Esto se puede dar porque la persona no viva en el edificio, se encuentre fuera en ese momento o no sea informado con la antelación suficiente.

Si se da este caso y alguno de los propietarios no acude a la convocatoria de la junta extraordinaria entonces tendrá derecho a impugnar los acuerdos establecidos en la reunión.

Podrá hacerlo en un plazo establecido y según la normativa que marca el artículo 18 de la Ley de Propiedad Horizontal. En él se establecen las causas por las que puede impugnar los acuerdos y los tiempos a seguir.

Que un propietario impugne un acuerdo no quiere decir que no se ejecute salvo que un juez así lo disponga de manera cautelar.

Dejar respuesta